Infórmese sobre nuestros Tratamientos Dentales

Dolor de la zona articular

bruxismo es

Uno de los dolores más comunes en la actualidad cuando hablamos de la zona de la boca es el dolor en la zona articular.

Es un dolor difuso neurálgico que se irradia hacia el oído, la mandíbula, y a veces, hacia la cara y el ojo. Se debe a una contractura muscular próxima a la articulación de la mandíbula, que comprima un paquete nervioso que pasa por esta zona.

Esta dolencia es la que se conoce como bruxismo o ATM, si cree que puede sufrirla, no dude en contactar a su clínica dental en Barcelona. Podremos ayudarle y ofrecerle tratamiento.

Por razones tensionales, y de manera inconsciente, apretamos los dientes con fuerza de forma intermitente. La vida moderna y el estrés hace que este tipo de dolor sea cada vez más frecuente.

La persona no sabe exactamente qué le pasa ni la localización exacta del dolor, y puede ir acompañado de cierta limitación de la apertura de la boca. Igual que sucede con los dolores de espalda, cada día más frecuentes, los dolores articulares son habituales, y muchas personas conviven con ellos durante años sin ser conscientes realmente de lo que les sucede. Lo que empieza como molestias difusas puede evolucionar hasta convertirse en un dolor agudo. Puesto que la mandíbula no puede estar en reposo, su tratamiento es complejo.

No obstante, tal y como explicamos a continuación, si el tratamiento se realiza correctamente es muy eficaz.

Soluciones al bruxismo

Provocado por la contractura muscular, debemos relajar la musculatura mediante diversos tratamientos.

- Medicación relajante.

- Sesiones locales desinflamatorias en la zona articular con calor, corrientes o láser.

- Infiltración local con anestésicos y corticoides.

- Placa de descarga de relajación. Consiste en un aparato ajustado a los dientes, que se pone la persona afectada por la noche (generalmente cuando desarrolla la tensión muscular al apretar los dientes) y que evita la contractura muscular, protege los dientes y mantiene la mandíbula en una correcta posición respecto al maxilar superior. El alivio del dolor es inmediata, pero requiere constancia.

En cualquier caso el bruximo no solo puede producir estos dolores tensionales sino que genera cefaleas, dolores musculares e incluso puede provocar la rotura de alguna pieza dental.

Por ello requiere tratamiento, una simple férula de descarga adaptada a nuestros dientes puede evitar todos estos síntomas y mejorar la calidad de vida del paciente. En su clínica dental en Barcelona podemos ofrecerle la solución.

NUESTROS TRATAMIENTOS DENTALES