Infórmese sobre nuestros Tratamientos Dentales

La periodontitis: una enfermedad desconocida.

Pese a su desconocimiento, muchos adultos en España padecen algún tipo de enfermedad periodontal en este momento.

Se produce por el acúmulo de placa dental bacteriana en nuestra boca y afecta a las encías y al hueso que sujeta los dientes. En la actualidad, es la causa más importante de pérdida dentaria.

¿Cuáles son los síntomas?

En general, la enfermedad periodontal no produce molestias hasta que está muy avanzada pasando inadvertiva para los que la padecen. Por ello es tan importante estar alerta a los síntomas.

  • - Sangrado de las encías: puede ocurrir al cepillarse los dientes o incluso espontáneamente y es uno de los signos iniciales más frecuentes. Nos debe alertar de que algo no va bien. Las encías sanas no deben sangrar. Si así lo hacen, significa que hay una pequeña herida que actúa de contacto con el exterior contaminando la zona debajo de la encía.
  • - Retracción de las encías con exposición de las raíces dentales.
  • - Mal aliento.
  • - Aparición de espacios entre los dientes.
  • - Encías despegadas del diente.
  • - Movilidad de dientes o desplazamiento de los mismos.
  • - Aparición de flemones o abcesos con severas molestias: ya es indicativo de una etapa más avanzada y requiere tratamientos quirúrgicos o incluso regenerativos.

¿Cómo se cura?

El tratamiento periodontal (periodoncia) tiene tres fases diferenciadas.

1.) Instrucciones de Higiene Oral: es necesario que sepamos usar los cepillos convencionales y los cepillos interdentales correctamente. A menudo, no existe un descuido por parte de los pacientes sino una falta de eficacia por desconocimiento.

2.) Descontaminación de la raíz: consiste en eliminar los depósitos de placa dental bacteriana acumulados debajo de la encía con la ayuda de curetas.

3.) Microcirugía de acceso: en los casos en los que la enfermedad periodontal está muy avanzada, necesitamos acceder a los depósitos de bacterias más profundos para poder eliminar la infección.

En la mayoría de los casos, el pronóstico es favorable si contamos con la colaboración del paciente. Por ello destacamos la importancia de la prevención y del seguimiento.

Para evitar que la enfermedad aparezca de nuevo, es necesaria la eliminación periódica de placa dental con una higiene profesional.

En resumen, mantener nuestra dentadura sana es factible realizando un tratamiento sencillo y un seguimiento periódico de higiene.

NUESTROS TRATAMIENTOS DENTALES