Infórmese sobre nuestros Tratamientos Dentales

Dentista sin dolor en Barcelona

sonrisa es

Se conoce una leyenda negra sobre los dentistas: antiguamente, el dentista, además de hacer daño, era poco higiénico y prácticamente los únicos tratamientos que realizaba consistían en extraer dientes naturales y colocar otros postizos de quitar y poner, muy incómodos y poco precisos.

Afortunadamente, la Odontología moderna ha evolucionado y cambiado totalmente, los tratamientos dentales no son dolorosos y el porcentaje de éxito es elevadísimo.

Si crees que puede precisar un tratamiento o quieres realizarte una revisión dental, no dudes en contactarnos.

¿Cómo hemos solucionado el dolor?

- Con la anestesia local, de gran eficacia y cuya aplicación con agujas delgadísimas es totalmente indolora si se administra con cuidado y cariño.

- Con la sedación endovenosa, que permite relajar al paciente, de tal manera que no se da cuenta de nada al estar prácticamente dormido durante la intervención.

La importancia de los problemas dentales en la sociedad moderna es cada vez mayor y puede provocar las siguientes alteraciones:

- Dolor: nos impide llevar una vida normal.

- Dificultad en la masticación: puede provocar problemas digestivos y privarnos del placer de una buena comida. Si se utilizan prótesis con paladar postizo, se pierde la sensibilidad gustativa. Actualmente el culto a la buena comida va en aumento. La mayoría de celebraciones, encuentros familiares y sociales implican sentarse alrededor de una mesa para comer. No poder disfrutar de esta parte de la vida por un problema dental representa para muchas personas un problema serio.

- Dificultad en el habla: poco frecuente, pero muy molesto cuando ocurre.

- Problemas estéticos: debido a la falta de dientes, dientes mal posicionados, espacios entre los dientes, o encías inflamadas. Generalmente, estas personas limita su sonrisa y dejan de sonreír abiertamente, lo cual puede incluso afectar a su personalidad y su carácter.

- Problemas sociales: tanto los problemas estéticos como el mal aliento puede provocar la pérdida de confianza al estar cerca de otras personas.

- Problemas psicológicos: los problemas funcionales, estéticos y de mal aliento pueden derivar en una baja autoestima.

La boca, con sus dientes y encías, constituye una parte del cuerpo humano que está en continuo contacto con el exterior. Es la puerta de entrada de los alimentos y de todas las bacterias que les acompañan. Se trata de una zona húmeda, donde las bacterias deben pasar, pero no quedarse. Es sumamente vulnerable, por lo que el porcentaje de personas que no padecen algún tipo de problema en sus dientes o encías, en algún momento de su vida, es muy reducido.

NUESTROS TRATAMIENTOS DENTALES