Infórmese sobre nuestros Tratamientos Dentales

¿Para qué necesito una férula de descarga?

férula de descarga

La férula de descarga es el tratamiento más frecuente y eficaz para evitar el bruxismo.

Muchos pacientes padecen de bruxismo, un hábito involuntario de apretar o rechinar los dientes sin ningún propósito funcional.

Según las estadísticas, el bruxismo llega a afectar entre un 10% y un 20% de la población y puede conllevar dolor de cabeza y músculos de la mandíbula, cuello y oído.

Además, el rechinamiento, con el tiempo, puede desgastar los dientes.

Si sufre de alguno de estos síntomas, visítenos para que podamos hacer un estudio de su boca en nuestra clínica dental de Barcelona.

Contacte para informarse

La férula de descarga

Para evitar el rechinamiento dental, se diseña para cada paciente una férula o placa de descarga personalizada.

Se trata de una placa de plástico transparente que se coloca en una de las dos arcadas dentales (normalmente en la superior), con el fin de evitar que los dientes de arriba entren en contacto con los de abajo y se produzca el desgaste dental debido a la fricción generada.

Este tratamiento también permite la relajación de los músculos y ayuda a colocar la articulación mandibular en su posición normal. Lo que se pretende es llevar a cabo un proceso de “desprogramación” de los músculos para que estos se deshabitúen a mantener posiciones que causan tensión y, por consiguiente, provocan la acción de apretar los dientes entre sí.

En ningún caso, la férula de descarga recupera los dientes gastados pero si evita que el rechinamiento potencie más el desgaste. La utilización de la férula conlleva la necesidad de acostumbrarse a ella y que su uso sea continuo, sobre todo durante la noche a la hora de irse a dormir.

Cuidados de la férula de descarga

De forma periódica, el odontólogo deberá revisar la férula de descarga para ajustarla o repararla en caso de que sea necesario. La férula de descarga debe encajar perfectamente en la dentadura del paciente y debe colocarse con los dedos.

Si no encaja correctamente, puede llegar a causar heridas en las encías e incluso romperse debido a la presión dental que sufre.

Después de cada uso, la férula debe lavarse y cepillarse con un cepillo y pasta de dientes. La falta de higiene puede producir mal olor o mal sabor de boca.

Al menos una vez por semana, es necesario sumergirla en agua con una pastilla limpiadora de prótesis dentales, y dejarla así durante un par de horas. Antes de que el paciente se la vuelva a colocar, deberá lavarla convenientemente.

En ocasiones, si la férula de descarga no se utiliza durante unos días, puede producir dolor o molestias al volverla a colocar. Si el dolor persiste, habrá que consultar al odontólogo para descartar si se ha producido algún desplazamiento de los dientes y sea necesario reajustarla.

Si quiere recibir más información al respecto, contacte con nosotros sin ningún compromiso.

NUESTROS TRATAMIENTOS DENTALES