Infórmese sobre nuestros Tratamientos Dentales

¿Qué es la irrigación bucal?

¿Qué es la irrigación bucal?

La irrigación bucal elimina de manera eficaz las bacterias acumuladas en los dientes y encías.

Para poder eliminar las bacterias que se acumulan en los dientes y las encías se puede utilizar la técnica de irrigación bucal, que consiste en aplicar de manera directa un chorro de agua y enjuague bucal.

Con este sistema, la salud de las encías mejora considerablemente y si se combina con el cepillo manual proporciona una alta mejora de la salud gingival.

Si lo desea, puede contactar con nosotros y realizar una revisión del estado de sus encías y aplicar la irrigación bucal para mejorar su higiene dental.

Contacte para informarse

¿Para qué sirve?

El objetivo principal de la irrigación oral es reducir las bacterias nocivas que provocan a la larga la enfermedad periodontal. Dicha enfermedad es provocada por las bacterias que se acumulan en el diente y en la encía, generando una inflamación que a la larga afecta al hueso que soporta el diente.

Las dos grandes enfermedades periodontales son: la gingivitis y la periodontitis.

¿La irrigación bucal está indicada para todos los pacientes?

Está indicada de manera particular a personas con implantes dentales o portadores de apartados de ortodoncia.

Prácticamente cualquier paciente puede beneficiarse de ella pero en particular, está indicada para personas con implantes dentales o pacientes portadores de aparatos de ortodoncia.

La combinación de agua y presión permite reducir el nivel de patógenos subgingivales que son los responsables directos de la infección y inflamación de la encía que causa la pérdida posterior del diente.

La irrigación buca permite llegar a aquellos espacios donde ni los cepillos interdentales ni la seda dental han podido acceder y el resultado que se obtiene es una boca mucho más sana.

Beneficios de la irrigación bucal

Entre los beneficios de la irrigación bucal destacamos:

- Mejora la eliminación de la biopelícula dental evitando así las caries.

- Mejora la salud de las encías evitando su sangrado.

- Controla la inflamación de las encías y por tanto, la gingivitis.

- Permite la limpieza y mantenimiento de las corona, implantes dentales y aparatos de ortodoncia.

- Mejora la atención a los pacientes con necesidades especiales relacionados con la higiene oral.

- Proporciona una notable sensación de limpieza y frescor en la cavidad oral.

Póngase en contacto con nosotros para recibir más información al respecto.

NUESTROS TRATAMIENTOS DENTALES