Infórmese sobre nuestros Tratamientos Dentales

¿Qué es un injerto de encías?

¿Qué es un injerto de encía?

Se realiza un injerto de encía en aquellos casos en que los dientes muestran la raíz debido a la retracción de la encía.

Oír que es necesario un injerto de encía, no gusta demasiado ya que creemos que será una intervención larga y dolorosa. Pero la verdad es que este tratamiento de periodoncia protege los dientes de los daños ocasionados por encías retraídas o, en algunos casos, son una elección de estética para mejorar la apariencia de la sonrisa.

SERVICIOS RELACIONADOS CON INJERTO DE ENCÍAS

INJERTO DE ENCÍAS
TRATAMIENTOS DENTALES

Sea cual sea su caso, en Cambra Clínic, su clínica dental de Barcelona, ofrece solución a cualquier tratamiento relacionado con sus encías. Contacte con nosotros para poder evaluar su caso y ofrecerle el mejor tratamiento.

Encías retraidas

Las encías retraídas es el proceso por el que el tejido gingival que rodea a los dientes se separa de estos y se viene abajo.

En el caso de la mandíbula superior, este efecto es al contrario, y las encías suben. La superficie de los dientes queda más expuesta llegando incluso a ser visible la propia raíz.

En último extremo, el hueso que da soporte al diente puede verse dañado.

La recesión de las encías provoca sensibilidad dental.

Al ser un proceso gradual, la recesión de las encías no se nota hasta que existe un cambio evidente.

Tarde o temprano, el proceso llega a la raíz aumentando la sensibilidad dental y ofreciendo un aspecto poco agradable a la vista. Si no se interviene, se puede acabar con la pérdida total del diente.

Tipos de injertos de encía

El especialista valorará el tipo de injerto necesario según el caso concreto del paciente.

Injerto de tejido conectivo. En este procedimiento se corta un trozo del paladar y se separa el tejido conectivo subepitelial para que este se pegue a la encía que rodea el diente expuesto. Después, el trozo de tejido del paladar se vuelve a poner de nuevo en su sitio.

Injerto gingival libre. Este tipo de injerto es parecido al anterior, ya que implica el uso de tejidos del paladar. En este caso, se utiliza el tejido entero para aquellas personas que tienen las encías demasiado finas, y requieren de tejido adicional para engrosarlas.

Injerto gingival pediculado. Esta vez no se toma tejido del paladar sino que se coge de la encía que rodea al diente que necesita ser restaurado. El trozo de tejido, llamado pedículo, se corta parcialmente y luego se cose. Esta técnica sólo se utiliza en personas que tengan bastante material alrededor del diente.

Resultados del injerto de encía

Es un acto quirúrgico poco traumático con un excelente postoperatorio y casi sin molestias.

Después de cubrir la raíz del diente, conseguimos:

- Proteger el diente aislándolo del exterior.

- Reducir o eliminar el exceso de sensibilidad.

- Mejorar la apariencia estética.

Conozca nuestro servicio en periodoncia y contacte con nuestros especialistas. Estaremos encantados de atender su consulta.

NUESTROS TRATAMIENTOS DENTALES